* Para efectuar su compra o comentar nuestros productos, necesitará identificarse identifíquese o regístrese en nuestro sitio.

DESARROLLO DE PERSONAJES 1: EL ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD

DESARROLLO DE PERSONAJES 1: EL ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD

DESARROLLO DE PERSONAJES 1: EL ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD

En nuestro artículo Por dónde comenzar mi guion de cómic, se dieron unas pequeñas pautas para iniciar un proyecto narrativo y ayudar a dar sentido y organización a un guion.

Seguimos indagando sobre aquellos aspectos básicos en la construcción de un guion y llegamos a los personajes.

 

Tanto los personajes principales como los secundarios son los pilares que sostendrán la trama y, sin ellos, literalmente, no habría historia. Hay que cuidarlos y, sobre todo, trabajar mucho su personalidad.

Existe un recurso en la rama de la psicología que puede ser aplicado al desarrollo de personajes: el eneagrama de la personalidad.

 

EL ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD

Se trata de un modo clasificatorio de tipos de personalidad que dictamina nueve arquetipos (o eneatipos) distintos donde cada ser humano es susceptible de encajar su personalidad. Pero, además, establece una serie de relaciones entre los distintos eneatipos que hacen que se pueda mutar entre el resto de personalidades según la evolución “positiva” o “negativa” del mismo.

Sin entrar en valores psicológicos o científicos, estas nueve personalidades pueden ser una buena herramienta a la hora de desarrollar nuestros personajes, al menos en la base, como un esquema de lo que podrá ser el personaje en cuestión. No es conveniente utilizar estos arquetipos directamente ya que así se pierde personalidad y el personaje será casi un cliché.

Estas son los nueve arquetipos que dictamina el eneagrama de la personalidad:

 

Uno: El perfeccionista

Tienden a la perfección y la degradación de esta búsqueda puede acabar en ira. Tienen una alta exigencia para con ellos mismos.

 

Dos: El servicial

Necesita dar afecto y recibirlo por igual. Aunque es una persona altruista, puede llegar a tener mucho orgullo mal llevado cuando no se siente necesitado por los demás.

 

Tres: El eficiente

Vive para triunfar por encima de cualquier cosa y valora mucho la opinión externa. Trabajador, productivo y exitoso, puede acabar siendo vanidoso por conseguir siempre lo que se propone.

Cuatro: El romántico

El artista y sensible. Necesita ser diferente y vivir de tal forma para distinguirse de los demás. En su búsqueda interior puede caer en la envidia al no alcanzar sus metas.

 

Cinco: El observador

El aislado y autosuficiente. Valora la objetividad y el análisis de lo que le rodea pudiendo llegar en su peor estado, a la avaricia. Evita las emociones y se refugia en sí mismo.

 

Seis: El dubitativo

Su vida está llena de reglas que usa para apaciguar sus dudas internas. Suele ser muy fiel a sus amigos, a los que pide constantemente opinión por la cualidad dual de su personalidad.

 

Siete: El hedonista

Su vida es el placer y busca disfrutar de la vida en todo momento. Entusiasta y alegre, puede llegar a vivir en un mundo irreal de falsa felicidad o caer en el constante cambio de objetivos al aburrirse rápido de todo.

 

Ocho: El líder

El fuerte, temperamental y autoconfiado. Con un alto sentido de la justicia, puede llegar al autoritarismo por demostrar su liderazgo.

 

Nueve: El conciliador

Tranquilo y conciliador. Evita el conflicto y media para evitarlos en los demás. Suele huir cuando llegan los problemas a su vida. Al estar pensando en evitar dificultades, no tiene una comprensión completa de si mismo y no es capaz de reivindicar sus necesidades.

 

Quizá el mayor logro de este diagrama aplicado a un guion, son las interacciones que pueden existir entre eneatipos opuestos y cercanos.

Observa el diagrama e imagina las posibilidades narrativas desarrollando personajes alrededor de personalidades enfrentadas… ¿Qué ocurriría si un líder (tipo 8) y un servicial (tipo 2), tuvieran que trabajar codo con codo en una situación estresante? Parece una unión de un solo sentido donde el líder llevaría la voz cantante pero, y si el servicial es ya un ser muy orgulloso por años de desengaño y el líder es aún muy joven… ¿que saldría de todo esto?

Diseñar personajes es diseñar sus interacciones, hay un filón muy aprovechable en este concepto pero debes encontrar el que satisfaga a la trama que has ido construyendo de forma paralela… aunque quizá la cambies cuando descubras que las interacciones entre tus personajes generan algo más interesante... Nunca se sabe.

 

En cualquier caso, esto es solo un apunte sobre el eneagrama y su aplicación a un guion puede ser muy complejo, tanto como consideres profundizar.

Tómatelo como una puerta abierta a seguir investigando si lo ves aprovechable y si así lo deseas.

Tags: 

Martes, Abril 18, 2017 - 12:58

Nube de tags