* Para efectuar su compra o comentar nuestros productos, necesitará identificarse identifíquese o regístrese en nuestro sitio.

La oveja bala narrado por Paula Reyes Pla

La oveja bala narrado por Paula Reyes Pla

La oveja bala narrado por Paula Reyes Pla

La oveja bala es un álbum ilustrado del autor Pablo Je Je.

Se trata de un relato sin texto en el que cada lector puede imaginar su propia historia. Y es lo que ha hecho la cuentacuentos Paula Reyes Pla poniendo voz y creatividad inventando una versión para nuestra oveja favorita ;) 

¿Cuál sería tu versión?

Mientras las ovejas y el perro dormían, Bala soñaba.

Y los lobos pensaban que un gran festín se darían.

Y mientras Bala la montaña subía, el lobo feroz se relamía,

a punto de dar un gran bocado, el lobo se quedó pasmado.

Pues Bala saltó y un gran lio organizó.

Debido a esto el pastor se enfadó y Bala marchó,

con el corazón un poco roto, aunque Bala seguía como una moto.

 

Anda que te anda en un circo hace su entrada.

La mujer barbuda, el hombre del sable y el payaso de las coletas de raso.

Y Bala ¿que haría?¿volaría como un hada?

 

El mono Valentín que era muy pillín, le dijo a Bala:

-¿quieres ser un hada?

Y Bala dijo:

-¡siiii!!!!

Eso era lo que más soñaba.

En un cañón la metió y así Bala voló.

 

Y voló, voló y voló hasta que por fin al sol saludó, con sus rayos amarillos, a Bala le encantaba ese brillo.

 

Y voló, voló y voló hasta que por fin a los pájaros saludó y con su hermoso cantar, Bala empezó a bailar.

 

Y voló, voló y voló hasta que por fin a un esquimal saludó, por casa un iglú tenía pero Bala no entró porque estaba fría.

 

Y voló, voló y voló hasta que a Egipto llegó, que bonito camello, era un lugar muy bello.

 

Y voló, voló y voló hasta que a una isla desierta llegó, un naufrago le dio un coco y así Bala descansó un poco.

 

Y voló, voló y voló y aun marciano saludó, tenía tanta simpatía que Bala solo reía.

 

Tanto voló que famosa se volvió y hasta en la tele salió.

 

Pero cansada de volar decidió regresar, a un lugar en el que podía soñar, volar como un hada y vivir aventuras.

Su pasaporte un cañón y su nuevo hogar un circo muy molón.

 

Paula Reyes Pla

 

Tags: 

Martes, Mayo 23, 2017 - 10:28

Nube de tags